Sobre el Desarrollo, lo Rural y la Sostenibilidad (aunque no necesariamente en ese orden)

foto: JMJulve
foto: JMJulve

No se rían de los estereotipos. Es un error. Los estereotipos son como las meigas: que no existen, pero haberlas, haylas. Pongamos un ejemplo. ¿Cómo son los finlandeses? Está claro: los finlandeses aman la soledad, el silencio y los lagos helados en medio de inmensos bosques de abedules. Y los españoles somos animales sociales y ruidosos, de familia amplia y con una tendencia innata a la organización de comidas y cenas multitudinarias. Nada más alejado del concepto de felicidad española que el concepto de felicidad finlandesa.

Y sin embargo, finlandeses y españoles tenemos muchas cosas en común.

Una agenda para gobernarnos a todos

Hace unos días el filósofo Daniel Innerarity explicaba en una conferencia que él es de los que se apuntaría sin duda al primer partido que plantee el “largoplacismo” en su programa electoral. Contaba cómo sólo hay algo peor que la mala política, y es justo la ausencia de la misma, la forma en que el consumo rápido de la actualidad, la presión de los medios de comunicación, y el sentimiento fatalista que se ha impuesto en nuestra sociedad, han provocado esa incapacidad para pensar en propuestas que vayan más allá de la legislatura de turno.

Unos días antes, el 25 de septiembre, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobaba los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que durante los próximos 15 años marcarán las prioridades de todos los gobiernos a fin de obtener el progreso social, económico y medioambiental global.

Una estrecha franja de muerte

Los episodios de violencia entre palestinos e israelís se repiten cada cierto tiempo. Para entender mejor este conflicto leí la obra de Joe Sacco “En la franja de Gaza”, un cómic periodístico (o largo reportaje en viñetas) que recoge testimonios y hechos que él mismo reunió sobre el terreno. Quizá un día yo pueda viajar allí y contarlo. O a Lampedusa. O a Nigeria. O a Ucrania. Pero de momento me conformaré con elaborar pequeños cómics informativos escritos con alma de periodista y dibujados con espíritu de creador de fanzines. Espero que os gusten. Allá va el primero.

Repor 1