Una agenda para gobernarnos a todos

Hace unos días el filósofo Daniel Innerarity explicaba en una conferencia que él es de los que se apuntaría sin duda al primer partido que plantee el “largoplacismo” en su programa electoral. Contaba cómo sólo hay algo peor que la mala política, y es justo la ausencia de la misma, la forma en que el consumo rápido de la actualidad, la presión de los medios de comunicación, y el sentimiento fatalista que se ha impuesto en nuestra sociedad, han provocado esa incapacidad para pensar en propuestas que vayan más allá de la legislatura de turno.

Unos días antes, el 25 de septiembre, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobaba los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que durante los próximos 15 años marcarán las prioridades de todos los gobiernos a fin de obtener el progreso social, económico y medioambiental global. Continúa leyendo Una agenda para gobernarnos a todos